Cooperando a Nuestro Favor por el Pastor Elíseo Rodriguez

.

.

Cooperando a Nuestro Favor por el Pastor Elíseo Rodriguez

El mismo apóstol, hablando de un tema ministerial, preguntó: Y para esto, ¿quién es suficiente?  (2 Co 2:16). Una versión traduce: Y, ¿quién estará a la altura de tan gran responsabilidad?  La respuesta no podría ser más sincera, y la hallamos en la misma carta: … nuestra competencia proviene de Dios (2 Co 3:5).

Los ministros del evangelio no deben ser percibidos como en el pedestal del estrellato. Una buena muestra de ello es que, el hombre que llegó más alto en cuanto a la revelación de Cristo, rogó que se orara por él. Él justificó este ruego, dejando ver dónde radica realmente nuestra fragilidad: Tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios y no de nosotros (2 Co 4:7).

Demos hoy una mirada a la necesidad de apoyo en oración que tienen los siervos de Dios:

Primero, los ministros necesitan las oraciones, a causa de las aflicciones que conlleva su servicio

2 Corintios 1 así lo demuestra:
⁃ En los vv 4 y 5 Pablo revela que los ministros necesitan ser consolados por Dios a causa de las tribulaciones que padecen. Como abundan en ellos las aflicciones de Cristo, les hace falta la abundante consolación del Señor. ¡Abundancia de aflicciones; abundancia de consolación!
⁃ En el versículo 8, cita la tribulación que les sobrevino en Asia, donde fueron tan abrumados, que perdieron aún la esperanza de conservar la vida. Dentro de aquellas tribulaciones, estuvo el disturbio no pequeño causado por un platero llamado Demetrio. Este hombre hacía templecillos de la diosa Diana, y alborotó la ciudad de Éfeso contra Pablo, quien había llegado allí para predicar el mensaje de salvación por Jesucristo (Hch 19:23-41).

En ese contexto Pablo ruega que los hermanos cooperen a favor de ellos con la oración. El sentido de la petición era que el Señor los consolara y fortaleciera en medio de aquellos terribles padecimientos.

Segundo, los ministros necesitan la oración para ser protegidos de los enemigos del evangelio, y, a la vez, ser recibidos por los santos

Por eso, en Romanos 15:30 Pablo invoca a la trinidad para explicar la intensidad con que necesitaba aquella oración: Os ruego, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis, orando por mí a Dios. Tenía cuatro motivos por los cuales pedía oración:
a) Que fuera librado de los rebeldes que estaban en Judea (v. 31).
b) Que la ofrenda de su propio servicio a los santos en Jerusalén fuera acepta.
c) Que su deseado viaje a Roma para edificar a los santos, fuera concedido.
d) Que, al llegar a los hermanos en Roma, él pudiera cobrar nuevas fuerzas (v. 32).

Aquí notamos que, tanto para los aspectos más relevantes del ministerio, como para los aparentemente más sencillos, los ministros necesitan la ayuda del Señor.

Tercero, los ministros necesitan oración para ser rescatados cuando están en manos de sus perseguidores.

Preso por el evangelio, Pablo les dice a los hermanos: sé que por vuestra oración … esto resultará en mi liberación (Filipenses 1:19).
Pedro también estuvo preso y sentenciado a muerte por causa del evangelio. Pero la iglesia oró sin cesar por él, hasta que fue sacado milagrosamente de la cárcel (Hch 12:1-11).
Pablo tenía convicción que la oración de los hermanos, resultaría en la suministración del Espíritu de Jesucristo, y así lograría quedar en libertad. Al recordar estos testimonios, debemos confirmarnos en esta verdad: la oración eficaz del justo puede mucho (Stg 5:16).

Por último, los que ministran necesitan del clamor de otros. para que la Palabra del Señor corra y sea glorificada (2 Ts 3:1)

A los Efesios Pablo pidió que oraran por él, para que le fuera dada palabra y pudiera dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio (Ef 6:19). Toda la tierra debe ser llena del conocimiento del Señor como las aguas cubren el mar (Isaías 11:9). ¡Los voceros de ese conocimiento, no pueden hacer solos ese gran trabajo! Necesitan un respaldo constante de Dios, que viene a través de la oración.
Mientras Spurgeon predicaba en el Tabernáculo de Londres, en el sótano del edificio había un equipo de intercesores orando por él. No sin causa, entonces, la Palabra era glorificada y muchos aceptaban a Cristo y eran transformados.

Amados, si Jesús, el Príncipe de los pastores, requirió que sus discípulos velaran con él a causa de la tristeza de su alma en Getsemaní, ¡cuánto más los que sirven al Señor necesitarán el respaldo en oración! ¡Por favor, escoja unos minutos de su tiempo de oración diaria, para rogar a Dios que consuele a sus siervos, los proteja, liberte y haga de ellos canales útiles de su Palabra!

¡Gracias por cooperar a favor nuestro en la oración!

Con amor sincero,
Vuestro servidor,
Pst. Eliseo Rodríguez

NOTA: Aquí les dejo el link del último video de Amanecer con Dios que hago de Lunes a Viernes cada semana. ¡Por favor, compártelo!

https://youtu.be/sWhz9sjJUNw

Ahí te puedes suscribir al canal de YouTube de nuestra congregación (Monte de Sion) y activar la campanita de notificaciones para que no te pierdas ninguna de las enseñanzas.

.

.

El Dr. Eliseo Rodríguez es el Pastor Principal  de la Iglesia Evangélica Monte de Sion en la ciudad de Miami. Es además el Director y Fundador de Christian Zion University, y escritor de varios libros, tales como, El Cordero Inmolado, Acontecimientos del Fin, entre muchos otros. El pastor, posee una vasta experiencia en el campo misionero Internacional. Ha viajado por Norte, Centro, Sur América, El Caribe, el Medio Oriente y el Norte de África, llevando las Buenas Nuevas de Salvación y Equipando al Cuerpo Ministerial.

.

David Sebastian Arrighi para Ministros Del Rey

.